Mujer hispana reconocida como “Madre del Año” en Utah


SALT LAKE CITY — Una madre hispana que reside en Utah, ha sido reconocida como la madre del año por su absolutamente admirable labor como madre de 17 hijos, de los cuales 16, han sido adoptados por la familia a lo largo de su historia en Estados Unidos.

Ruth González, originaria de Mendoza, Argentina, dejó su país trayendo con ella una maleta cargada de ilusiones, que probablemente no incluían el plan que la vida le tenía preparado en el otro extremo del mundo.

González es enfermera universitaria en su tierra natal, y se mudó a este país con la ilusión de hacer realidad su sueño de practicar la profesión que tanto le apasionaba. Sin embargo, la vida le tenía otra propuesta. Su primer trabajo fue abrir una guardería; lo que ella no sabía es que ese sería el primer paso que tomaría hacia conocer a sus otros 16 hijos.

Su hijo mayor, hoy tiene 20 años, y desde allí bajan “en escalerita” (por su edad y estatura) los pequeños a quienes ella y su esposo acogieron, primeramente como padres temporales, y finalmente como padres adoptivos.

“Ser padres de forma temporal no era un trabajo para nosotros, era más… como un servicio. Era algo que disfrutábamos, pero me daba miedo al principio, miedo a quererlos y luego perderlos”, comentaba González mientras intentaba describir con palabras lo que no entra en su corazón.

Las cosas inmateriales en el programa de padres temporales en el estado de Utah, son tomadas como cosas menores porque han sido removido de sus hogares por negligencia por estar en una situación considerada peligrosa para ellos. Dentro de éstas también pasan a formar parte de este sistema aquellos cuyos padres están privados de libertad.

“Los padres tienen un año aproximadamente, para arreglar sus vidas y tratar de recuperar a sus hijos. Cuando nos pasó la primera vez, fue duro, pero a la vez era lindo el sentimiento de saber que iban a regresar a sus hogares con su madre y que las cosas ahora sí iban a estar bien para ellos. Aún visitamos a mis tres primera niñas”, cuenta González.

Cuando los niños son llevados a estos hogares temporales luego de ser sacado del único mundo conocido para ellos, personas como Ruth son las que le dan a estos pequeños una nueva oportunidad de creer en la vida.

Y la pregunta del millón, es cómo le hacen una madre y un padre para cuidar de tantos niños: “No sé cómo lo hacemos, somos organizados. No hay un manual, uno va aprendiendo con la marcha. Cada uno se lava su plato y vaso, tiende su cama, y recoge lo que saca. Los más grandes ayudan a los más chicos con las tareas, por que yo no puedo con todo”, compartía González tratando de resumir un día en la familia González.

“Todo lo que dice mi marido es: “Sí mi amor, me dice que me relaje, que descanse y que me tome un día libre. Me voy a la casa de una amiga y él se encarga de todo, ni me llama”.

Aunque el reconocimiento se lo dieron a la madre adoptiva de estos pequeños, el mérito también es del papá quien juega un rol muy importante en el sostén del hogar.

La gran aventura de la familia González comenzó con el deseo de Ruth de tener una hija mujer luego de haber tenido sólo un varón, adoptando los últimos cinco niños en el mes de mayo.

“No sé si ya terminamos. Dijimos antes que ya no íbamos a adoptar más. Yo saqué mi certificado de flebotomista y quería ejercer algo de esa profesión que tanto me gusta, pero luego llegaron ellos, ¿y cómo le decís que no a un bebé?”

Los González no saben decir que no cuando se trata de dar amor, y por eso es que fue reconocida en la ciudad de West Jordan como la madre del año.

Cortesiá/ksl.com

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *