Seis mitos acerca de mantener un peso ideal que se deben questionar.


El ejercicio siempre ha sido bueno para nuestro cuerpo

Se dice mucho acerca de las fórmulas para mantener el peso y mejorar nuestra nutrición. ¿Cuáles son reales y cuáles son falsas?

Dejar de fumar engorda

Verdadero. Dejar de fumar engorda un poco porque el tabaco aumenta el gasto de energía. Un fumador pesa dos o tres kilos menos de lo que pesaría si no fumara. Por lo tanto, dejar el tabaco le va a llevar en principio a su peso «normal». Luego, el síndrome de abstinencia puede producir ciertas pequeñas alteraciones del comportamiento que le hagan comer o «picar» más. Una visita al especialista puede ayudar a reducir el aumento de peso. Pero, evidentemente, dejar de fumar es una prioridad absoluta para la salud.

Ciertos alimentos deben suprimirse totalmente

Falso. Una buena alimentación debe ser variada y equilibrada, sin ninguna prohibición. Solo hay que controlar la cantidad de ciertos alimentos, según el problema de que se trate.

Dejar de comer adelgaza

Falso. Una dieta forzada a dejar de ingerir ciertos alimentos podría bajar tus defensas inmunológicas y volverte más propenso a adquirir alguna bacteria o virus que desencadenaría algún tipo de enfermedad. Además, después del periodo de dieta volverás a descontrolar tu manera de comer. Es mejor y más recomendable hacer un cambio de estilo de vida.

El deporte hace perder peso

Verdadero y falso. El deporte por sí solo no hace perder peso, sobre todo si se come más. Pero, por el contrario, la actividad física junto con unos hábitos de alimentación equilibrados sí que ayuda a perder unos kilos y a mantenerse en forma. Gracias al deporte, el cuerpo se transforma, la masa grasa se reemplaza por el músculo. Incluso si el peso se mantiene estable, la silueta es más esbelta.

Hay más riegos alimentarios hoy en día que en otros tiempos

Falso. Es cierto que episodios como el de la enfermedad de «las vacas locas» pueden llevar a pensar lo contrario. Pero las normas actuales de trazabilidad (identificación a lo largo de toda la cadena alimentaria mediante códigos, obligatoria en la carne de vacuno) y los múltiples controles y reglamentaciones existentes, tanto a escala nacional como europea, aseguran a los consumidores de los países occidentales una seguridad en los alimentos que no tiene precedentes.

Comer productos biológicos ayuda a equilibrar mejor la alimentación

Falso. Al menos es lo que se deduce de todos los estudios científicos disponibles hasta hoy. Una zanahoria de cultivo biológico y una de cultivo normal aportan la misma cantidad de calorías y de micronutrientes (vitaminas y minerales).

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *