¿Qué se le pide al fotógrafo de una boda?


Los Claustros de Ayllón

A los novios les gusta recordar desde el día siguiente los mejores momentos de ella, y nada mejor que a través de fotografías y video.

Cubrir visualmente una boda ya no es un lujo como en tiempos de los tatarabuelos, en estos tiempos a las fotos se les a unido el vídeo.

Estas tres cosas le puedes pedir a un buen fotógrafo que no tendrá ningún problema en ejecutarlas:

1.- Que capte todos los momentos principales y explicativos de la boda (algo que tu primo no puede hacer).

2.- Que no estorbe ni monopolice (tienen el amplio conocimiento para no hacerlo). 

3.- Que las fotografías estén bien hechas y hablen por si solas.

Que un fotógrafo capte todos los momentos importantes es algo fundamental, pero no debe hacer sólo las 20 fotos clásicas con los momentos claves de la ceremonia, los posados de invitados con novios, y los de los novios solos (para eso existen los estudios fotográficos). Debe captar cada momento especial y espontáneo, las miradas, las risas, los gestos, las anécdotas, los nervios, etc.

El segundo requisito es que no entorpezca ni monopolice. El fotógrafo ha de fotografiar la boda, no la boda posar y detenerse ante el fotógrafo. Por consiguiente, se ha de huir de aquellos fotógrafos que retienen a los novios, que les mandan parar en cada momento y retrasan el guión del día. La viveza, dinamismo y flexibilidad deben exigírsele.

Y por último, las fotografías deben estar bien hechas, captar nítidamente los detalles, bien enfocadas, con buenos ángulos de cámara y por lo tanto que cuenten los hechos ocurridos en ese día tan especial.

Para elegir al fotógrafo hay que visitar varios, mirar sus books, pedir opiniones a otros novios ya casados y establecer lo que se quiere y lo que el fotógrafo puede ofrecer más allá de promesas baratas.

Una vez elegido, se ha de establecer un guión previo, imponiendo como debe trabajar, y lo que debe captar, exigiendo que no se limite a cumplir meramente un trámite.

Las fotografías pueden ser en blanco y negro, consiguiendo un toque romántico y nostálgico, o en color, mostrando la viveza de la boda.

Por otra parte el video debe llevar un toque de drama, documental, cómico y hasta de película de acción si es necesario para evitar utilizar el control remoto al momento de disfrutar en familia. Una buena edición, con una buena selección de música previamente escogida, varios formatos que sean adecuados para poder compartir en social media también es una buena idea.

Evita pedir que graben todo el evento, te vas a aburrir viendo lo que no quieres ver y terminarás por por salir a buscar algo más divertido que ver.

Pide solo los momentos más importantes del evento, después de todo con el paso del tiempo ni siquiera te acuerdas de quienes fueron tus invitados.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *