¿Conseguirá J.Law veinte años de éxitos al estilo J.Lo? 


Los finales de los noventa y principios del nuevo milenio fueron para Jennifer López, lo que estos años están siendo para Jennifer Lawrence.Si la diva de la canción y actriz hace años que se coronó como una de las más poderosas y en una maestra de la mercadotecnia; la protagonista de Los Juegos del Hambre es ahora indiscutiblemente la chica de moda.
Jennifer Lawrence, de 25 años, es ahora la estrella de Hollywood más rentable, después de protagonizar una de las sagas más exitosas de los últimos años, ella es la chica que directores y firmas quieren. Su nombre este siempre entre las listas de las “más”. La mejor pagada, la que más galardones o nominaciones acumula, la más influyente, la mejor vestida…. En definitiva, ahora es su momento. Tanto es así, que según The Hollywood Reporter, la actriz se propone debutar como directora en un trabajo que llevara por título Proyecto Delirium.
Sin embargo, antes que ella ya hubo otras damas “todopoderosas”, capaces de que su estilo, sus palabras o su trabajo den la vuelta al mundo en cuestión de segundos. La actriz, cantante y bailarina –además de otras muchas facetas-, Jennifer López consiguió lo mismo hace casi ya dos décadas. Cuando igual que Lawrence alcanzó la gloria al principio de su carrera.

Si Jennifer Lawrence hizo su incursión en el cine con proyectos independientes que pronto le colgaron el cartel de “joven promesa” y gracias a los cuales comenzó a acumular premios y nominaciones; Jennifer López consiguió lo que pocas en su primer papel protagonista. Con Selena, en 1997, se convirtio en la primera actriz latina en ganar un millón de dólares por película y fue nominada al Globo de Oro. Para su siguente película, Un romance muy peligroso, duplicó la cifra y y cuando en 1999 debutó como cantante, con su álbum On the 6, ya era una superestrella mundial.
Igual que Jennifer López que a lo largo de su carrera se ha comprometido con muchas y diferentes causas benéficas, Lawrence comienza ahora a aprovechar el altavoz que le da su posición e, igual que Katniss Everdeen, comienza a lanzar “flechas”: la desigualdad salarial entre hombres y mujeres, la obsesión con el cuerpo perfecto o la lucha de la mujer, son algunas de las preocupaciones que ha demostrado en la actriz, dispuesta a convertirse en la feminista a la que las nuevas generaciones sigan.

Tanto la cantante de 46 años, como la actriz de 25 años, son uno de los “platos fuertes” en la alfombra roja. Estilo, peinado o maquillaje, todo es estudiado. Mientras que la primera, con su sello del Bronx, apuesta siempre por resaltar sus curvas y escote, con transparencias, brillos y cortes que destaquen la que fue durante años la “silueta latina” por excelencia, mucho antes de que Sofía Vergara se diera a conocer; la segunda ha querido convertirse en el nuevo ícono de la elegancia hollywoodiense. Siendo imagen de Dior y dejando que su tropiezo al subir para recibir un Oscar -como Mejor Actriz Principal en el año 2013 por El lado bueno de las cosas- haya pasado a la historia de la gran fiesta del cine y no solo por ser la actriz más joven en hacerse con la preciada estatuilla, si no por su romántica y encantadora imagen al sufrir el percance. 
Si ambas tienen muchos puntos en común, más allá de su nombre, hay algunos que los separan. Mientras que Jennifer López ha tenido varias conquistas conocidas -Sean Combs, Puff Diddy, Cris Judd, Ben Affleck y Marc Anthony- que no ha escondido y muestra partes de su vida íntima y familiar en entrevistas o en redes sociales; Jennifer Lawrence deja ver lo mínimo de su vida privada, solo lo que los fotógrafos o periodistas logren conseguir. Es más el punto en que está su romance de idas y venidas con Chris Martin siempre ha sido una gran incógnita. ¿Conseguirá J.Law veinte años de éxitos al estilo J.Lo? Es decir, por todo lo alto. Desde luego si alguien puede conseguirlo esa es ella.
   
    
    
 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *